¡Welcome to Reynosa!




Entradra Nº24   •   19 de enero de 2015 Entrada traducida por Verónica Errasti-Díez.
Leer la entrada en francés o en inglés.
Si quiere ayudarme a révisar (francés, inglés) esta entrada, cliquee aquí.




¡Estoy en el viejo México! Crucé en Reynosa, Tamaulipas.CPagué un dólar para cruzar el puente sobre el Río Grande (nombre de Estados Unidos) / Río Bravo (nombre mexicano). Ésta fue la única formalidad al cruzar la frontera. En el lado mexicano, los guardias fronterizos hacían controles aleatorios. Estaba más o menos seguro de que yo podía seguir mi camino sin más complicaciones. Aún así, traté de hacer contacto visual con alguien, recibir una señal afirmativa para continuar. Nadie se interesó en mi caso. ¡Bienvenido a Reynosa!

Más al norte, mucha gente me había advertido del peligro que suponen las ciudades fronterizas aquí. Así que, aunque me habría gustado mucho, no paré para sacar fotos siquiera. Fui rápidamente a la casa de mis anfitriones, una simpática familia de cuatro: padre mexicano, madrastra de los EEUU y dos niños. Cuando llegué, los padres estaban fuera y fui recibido por los niños. Creo que es señal de que empiezo tener a una buena reputación en warmshower. Tal vez sea la imprudencia, pero nunca me he sentido inseguro. Varias personas me confirmaron que los narcos se atacan principalmente entre ellos y que si estoy viajando de día, no tengo